Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Budismo, meditação e cultura de paz | Lama Padma Samten

Arriba!

Arriba!

La moneda es mérito

La moneda es mérito

Trecho de enseñanza de Lama Samten durante la mañana del 8° día del Retiro de Verano 2015. La transcripción fue hecha por Marcos Bauch y la edición y revisión por Lucia Brito.

Los méritos mueven el mundo

El asunto del sustento del praticante es un tema muy importante, que de manera general surge como un obstáculo. El meditador comienza a practicar, su energía comienza a moverse, y ahí, en el trabajo, se ve dedicando toda su energía para construir cosas que ni siquiera quiere que sean construidas. ¿Cómo escapar de esto? Al final, es necesario pagar las cuentas.

Existe una sensación de que tenemos un mundo dirigido por leyes económicas y por funcionamientos lógicos, que tenemos que pagar un precio para poder vivir dentro de él y así conseguir practicar el Dharma como una cosa accesoria, lateral. Al practicante le gustaría que el Dharma fuera lo principal, pero no consigue hacer eso porque, al final, es obligado a hacer cosas para pagar las cuentas.

Sin embargo existe una manera de cambiar eso. El proceso es el siguiente: es esencial aprender a generar méritos. No necesitamos generar reales, ni dólares, ni euros, precisamos generar méritos. La moneda es mérito. Ese es el punto. El funcionamiento del mundo se dá por méritos. Podemos ver el funcionamiento económico, pero esto es una pequeña parte del todo. No nos damos cuenta de que la moneda es mérito.

¿Qué significa generación de méritos? Que estamos haciendo alguna cosa positiva y esto está mejorando la vida de los seres en alguna dirección. Si hicieramos lo contrario, puede durar por un tiempo, pero hay una hora en que se hunde. La forma como vivímos genera impacto sobre nosotros mismos. Es mejor generar méritos al envés de generar carmas.

Vamos a suponer que estamos empleados en una organização y pensamos: “Estoy trabajando solo para ganar dinero”. Es mejor que estemos beneficiando todos alrededor y que nuestra función también sea benéfica para las personas externas. Si no es, que sea al menos neutra, pero que no sea una función negativa, que vaya a causar problemas. Porque en este último caso, aunque tengas sustentación económica, habrá un momento en que aquello se derrumbará. ¿Por qué? Porque comenzamos a hacer acciones cármicas, los seres afectados comienzan a generar “anticuerpos” para esa acción. Habrá un momento en que tendrán éxito y nos derrumbarán. Entonces es mejor tener una actividad económica vinculada a la generación de méritos.

Con las empresas es la misma cosa. No es simplemente una cuestión económica. Si una empresa está generando obstáculos, generando dificultades para las personas, va a ser afectada por estar generando carmas y no méritos. No importa el tamaño de la empresa, si no genera méritos, un día va a la falencia, o será cerrada, o surgirá algún problema. Eso es cierto, es matemático. Si McDonald’s quiere sobrevivir, va a tener que mejorar la calidad de las refecciones, va a tener que producir una cosa cada vez más natural, con seguridad.

Para generar mérito es necesario ejercitar la sabiduría: entender los seres em el lugar donde están (por el punto de vista de ellos, no del nuestro), alegrarse con las cosas positivas que los otros viven y ser un instrumento para tal, entender las limitaciones inevitables de la vida y de las cosas, evitar las acciones causales que van a producir problemas, promover las acciones causales que van a producir cosas buenas, tener estabilidad para no perturbarse delante de los problemas, tener la capacidad de pacificar las situaciones aflictivas que los seres experimentan, tener la capacidad de promover las cualidades positivas que tienen, tener la capacidad de interrumpir la negatividad aflictiva sobre los otros y entender que nuestra naturaleza es el aspecto secreto y se mueve así. Ahí todo está resuelto. Es solo fluir. Ese es el bodisatva, anda por el mundo sin problema.

Con esa sabiduría, hacemos una lenta migración para el modo de vida del bodhisattva. Podemos decir: “Bueno, es así, soy un bodisatva operando como caja em el Banco do Brasil”, “soy un bodisatva actuando como fiscal público”, “soy un bodisatva actuando como oficial de justicia” — como policial, como carcelero, como médico, como psicólogo, como psiquiatra.
No es necesaria una actitud radical del tipo: “Voy a renunciar y aparecer en el Cebb”, mejor no. No renuncie, continue en el lugar en que está, pero entrene la generación de méritos. Te quedas en el mismo lugar, solo que la actividad ahora es otra, no es la generación de recursos, ahora es generación de méritos, estás ayudando, estás verdaderamente mejorando el ambiente alrededor y produciendo los benefícios posibles. Con el tiempo, te sentirás hábil al andar en cualquier lugar porque vas a generar méritos.

Mi sugerencia es esta: no renuncies a nada, aprovecha el lugar en que estás para probar esto, comienza a generar méritos en ese lugar. Mejora todo lo que estás haciendo, mejora las relaciones en todas las direcciones. La vida será mucho más feliz. Esa felicidad ya es la manifestación de bodhichitta.

El vídeo completo de la enseñanza:
El trecho transcrito empieza en 1:06:21.

Traducción: Sergio Neveu, Paquita Gaete
Enlace original: http://www.cebb.org.br/a-moeda-e-merito/